Sábado, 18 Noviembre 2017

banner-rincon-socio

Header-paralelo-paz

A eso de las once de la mañana del dia 27 de enero y con una latitud de 55° Sur apareció el primer témpano de la travesía, inaugurando con este momento de hielo los primeros borradores de la Antártida, como un embajador en misión de bienvenida, trayendo los saludos de ambos océanos.

               Paralelo-de-paz-1                                                                          Paralelo-de-paz-2

Su particular estructura de cristal tenía una forma similar a la del Monte Olivia y los capirotes conocidos en Ushuaia.

Paralelo-de-paz-3

En el archipiélago de las Shetland, el barco en su tarea oceanográfica, comienza la recorrida por los distintos puntos planificados para tomar muestras de agua y del fondo marino.

Llegando al paralelo 60°sur

Paralelo-de-paz-4

 

El paralelo de los sesenta grados 60° Sur muestra dos particularidades llamativas.
El radio del paralelo de los 60°, mide la mitad del radio ecuatorial, por lo tanto su longitud total es a su vez la mitad del ecuador. Pero lo más notable de esta circunferencia es que se presenta totalmente líquida y por supuesto "navegable" (if the weather permitting), mientras que su correlato norteño muestra una áspera ruta terrestre a lo largo de la gran mayoría de su extensión.

Paralelo-de-paz-5

 

 

Pero lo realmente importante de este lugar geográfico representado por una línea curva e imaginaria, lo constituye ser la frontera del casquete terrestre de la concordia, ese solideo blanco, donde los hombres firmaron la paz.

El bautismo polar
Llegar a estas latitudes es un evento digno de una celebración especial ya que significa un momento importante en la vida, caracterizada por cierta vocación que le da sentido a una aventura que no es común a cualquier viajero

Paralelo-de-paz-6

 

Las naves zarpan a navegar con sus jubilosos tripulantes dispuestos a inaugurar las aventuras de una nueva singladura.
Los nautas, integrantes del evento, sin necesidad de ser expertos en las artes de la navegación, asumen un rol activo abordo, muy distinto al de un simple pasajero que se embarca con la única intención de ser trasladado o llevado a pasear.
En los barcos de pasajeros, existe la obligatoria costumbre de realizar ejercicios llamados zafarranchos, destinados a practicar acciones para contingencias tales como un incendio, un abordaje o el mismísimo abandono de la nave.
El bautismo polar contiene la importante enseñanza de realizar un ejercicio de familiarización con los elementos y equipos de abordo.

 

Tripulación a son de mar

Cuando la marejada aumenta su intensidad y sobre todo la altura de las olas, el barco rola y cabecea haciendo que hasta el más pintado marino corra el riesgo de irse al agua.
Llegado el momento en que el capitán de una embarcación deba dar la directiva de colocarse los chalecos salvavidas, sabe que propone a su tripulación asumir una actitud especial que en el mejor de los casos es perturbadora.
En primer lugar, seria bueno llamarlos por ejemplo "chalecos de flotación" para no usar expresiones que parecen cercanas a la frontera final de la vida humana. Si los ejercicios previos se han realizado con un estilo didáctico de características amables se logrará una actitud colectiva jovial y participativa, muy distante de la crítica situación que surge en una emergencia.
Mientras los tripulantes disfrutan de una especie de fiesta naviera están, quizás sin darse cuenta, realizando un importante e inexcusable ejercicio de seguridad. Y llegado el caso en que la necesidad obligue a la tripulación a afrontar un hecho delicado, será asumido en el marco de una rutina náutica más que en la turbulenta situación que aparece en un momento neurálgico.

Paralelo-de-paz-7

 

Se realizó con los nuevos concurrentes a la Antártida este ejercicio, comenzando por la ardua tarea de colocarse el traje polar que tiene un diseño nuevo con cierre horizontal a la altura del pecho.

Paralelo-de-paz-9

 

Hubo música, fotos, baile, manguareada, mucha risa, desarrollando una memorable fiesta naviera y conformando desde el punto de vista técnico una práctica completa de equipos, reglas y ensayos, en el mejor zafarrancho de abandono del que hemos participado.

 

Una sorpresa "gigante"

El cine, la televisión y cuanto evento de imagen exhiben por miles las hermosas fotos de los paisajes antárticos, haciendo que la figura de un iceberg sea tan conocida como famosa, pero cuando la realidad trae por primera vez en la vida un coloso helado, con el "diseño" que se observa en las fotografías siguientes, el impacto inaugura imborrables sensaciones de encanto.
Este fantasma de la arquitectura, de dimensiones tan colosales que mucho le falta al hombre para construir una nave de esas proporciones, flotaba a la deriva de una tarde con sol, mar azul, y apenas una briza que alejaba la escena de todos esas duras predicciones meteorológicas que con mayor frecuencia transcurren en estos lugares.

Paralelo-de-paz-11

 

Como se hace para creer que ese diseño ortogonal con portales góticos lo haya construido la naturaleza. La mencionada costumbre de verlos en fotos, no sirve para mitigar la emoción de ser testigo de tanto entorno místico, pero ahí estaba y solo restaba disfrutarlo con gusto.
Navegamos durante unos veinte minutos a una velocidad de diez nudos siempre con el témpano sobre el través de estribor de un día que seguía
radiante. Cuando terminamos de pasar a lo largo fenómeno gélido, los cálculos nos dieron tres millas de longitud.

Paralelo-de-paz-12

Paralelo-de-paz-13

 

Pero también calculamos su altura, basándonos en la definición trigonométrica de la tangente cuando propone que es la relación (división) entre el cateto opuesto y el adyacente de un triángulo rectángulo.
El radar nos daba la distancia al tempano (cateto adyacente) mientras que con el sextante Elvio, jefe de navegación, midió el ángulo opuesto. Haciendo un pasaje de términos la formula quedó así:

Paralelo-de-paz-14

Tangente del ángulo medido = Altura del Témpano / distancia radar
Altura del Témpano = tangente del ángulo medido /distancia radar


Usando una tabla de factores correspondiente calculamos la altura del témpano: 72 metros.

Paralelo-de-paz-15

 Tabla de alturas de un témpano, en metros.

Paralelo-de-paz-16

 

Y así concluimos la tarde tomándole las medidas al témpano, como un sastre dispuesto a vestirlo de gala, en la ironía de considerar que este edificio polar estaba desnudo...

Paralelo-de-paz-17

Autor: C.U. Alejandro Stero Sellarés / Perito Naval en Navegación y Maniobra.