Domingo, 22 Octubre 2017

banner-rincon-socio

header-monalisa

El proyecto "Monalisa 2.0" es una de las iniciativas más destacadas para regular el tráfico por mar en todo el mundo, optimizando la seguridad de la navegación y las operaciones portuarias.

El objetivo del proyecto es controlar todas las embarcaciones del entorno global, tanto en las rutas como en los puertos, algo que es un auténtico desafío, pues en cada país existe una metodología que se quiere unificar.

La iniciativa, en principio para buques mercantes, servirá para perfeccionar las rutas de navegación a través de la predicción de la posición instantánea de todas las embarcaciones en el área de cobertura. El sistema también ofrece información sobre otros aspectos fundamentales, como ser las condiciones meteorológicas, que muchas veces en el mar se vuelven impredecibles.

Los objetivos inmediatos son el control del tráfico marítimo desde un punto de vista tecnológico, el desarrollo de protocolos para dicho control de manera de aumentar la eficiencia en ese sentido. Por último, define un concepto objetivo y de rendimiento clave de indicadores para cuatro facilitadores estratégicos STM:

1. Servicios de gestión de rutas: proporcionarán apoyo a los buques, tanto en el proceso de planificación, como durante el viaje, incluyendo: planificación de la derrota, cambios de ruta y varios servicios de optimización de la misma.

2. Servicios de gestión de flujo: asistirán a los buques a través de las zonas de tráfico denso y/o zonas con problemas de navegación, incorporando a la red de comunicaciones a estaciones terrestres.

3. Arribo a puerto en Colaboración (Puerto MDL): aumentarán la eficacia de las escalas, y las salidas de todas las partes interesadas mediante la mejora de intercambio de información, conocimiento de la situación, procesos optimizados, y toma de decisiones en colaboración durante las escalas y salidas.

4. Sea SWIM (Sistema de Gestión de Información Extendida): garantizará la interoperabilidad de los servicios (STM) facilitando el intercambio de datos a través de un entorno común de información.

Otros puntos importantes son los relativos al desarrollo de una gestión de búsqueda y rescate, y cooperación ante posibles evacuaciones, reforzando además, la seguridad en las zonas costeras y los puertos.

Este proyecto, dirigido por la administración marítima de Suecia, cuenta con la colaboración de 40 instituciones europeas, e intenta convertir el mar en una zona similar al espacio aéreo, donde todo está protocolizado para aumentar la seguridad.

El impacto económico de todo el proyecto "Monalisa 2.0" también es notable, pues se ajustarían las rutas de todas las embarcaciones dentro del sistema para que fuesen más cortas, así como sus velocidades para lograr disminuir el consumo de combustible y la emisión de gases a la atmósfera.

El concepto STM está en su fase de validación. Para ello, se implementará en 300 buques que operan en el Mar Báltico y Mediterráneo, y en 13 puertos europeos. Cinco centros de control apoyarán los dos escenarios de pruebas, uno para los países Nórdicos y otro para los del Mediterráneo durante el período comprendido entre 2016 y 2018. Una primera versión de la infraestructura de los servicios marítimos, desarrollada en conjunto con el proyecto EfficienSea II, estará listo a comienzos de 2017. 

 

Capitán de Ultramar Ricardo D. Estevez

Profesor del Centro Marítimo de Simulación "Dr. Manuel Belgrano"